martes, 28 de abril de 2020

Francisco Prósper creador de ilusiones cinematográficas.




Francisco Prósper Zaragoza nació en Valencia 1920 y desde joven  mostró tener  habilidades artísticas que le llevaron a estudiar en la escuela de bellas artes de San Carlos de Valencia Trabajo durante l unos años como aprendiz y ayudante en el taller del gran artista fallero Regino Más. Pero en 1946 un trabajo le llevó a Madrid y allí se quedó en el departamento de construcción de decorados de los estudios de Cine.  Aprendió con los mejores profesionales de aquellos años, los decoradores Sigfrido Burmann, Enrique Alarcón, Pedro Schild, y constructores como Francisco Canet.  En el año 1948 el cargo de jefe de construcción en Sevilla Film queda vacante y se lo ofrecen a Prósper. Desde entonces se convierte en constructor de los decorados de grandes películas, especialmente de la productora CIFESA. Locura de amor (1949), Pequeñeces (1950), Agustina de Aragón (1950), Alba de América (1951), son algunas de las producciones en las que Prósper supervisó la construcción de  grandes decorados. Parte de su trabajo era también la supervisión de la construcción de las maquetas y escenarios en miniatura que se necesitaban. Aprendió las técnicas de rodaje de maquetas corpóreas y pintadas en cristal completando decorados. Su amistad con el decorador Pedro Schild, extraordinario pintor de maquetas en cristal, le aportó experiencia en estos trucos de perspectiva. 

Espectacular decorado construido para Agustina de Aragón (1950). Plaza del ayuntamiento de Zaragoza en los estudios Sevilla film. La fachada principal fue completada con una maqueta corpórea en la parte superior por encima de los balcones. 


Decorado de murallas d ela ciudad de Toledo construido a tamaño real. La ciudad tras las murallas y el cielo se pintaron en una cristal por Enrique Salvá,  que contaba con un joven Emilio Ruiz como ayudante. 


Decorado de interior para Locura de amor (1948) mostrando el magnifico trabajo artesanal de escultores, escayolistas y pintores.



A mediados de los años 50 comenzaron  llegar producciones inglesas y americanas.  Para entonces Prósper era ya uno de los más reputados constructores de decorados en España y poco a poco los directores artísticos extranjeros fueron confiando en  la habilidad de los equipos españoles.  En pocos años las producciones foráneas  aumentaron su número y  no solo para rodar exteriores,  si no usando los estudios españoles con grandes construcciones de decorados, como en Alejandro el grande (1955) o   Salomón y la reina de Saba (1958). Prósper colaboró en muchas de ellas, sobre todo en las de Samuel  Bronston: El Cid (1960), 55 días en Pekín (1963), La caída del imperio romano (1964), y otras como Lawrence de arabia (1962) o Golfus de Roma (1966), etc.

Francisco Prósper posa junto a una de las enormes cabezas que se hicieron para el rodaje en la Pedriza madrileña de La caida del Imperio Romano (1964)


Unos paisanos de Peñiscola pasean bajo la enorme puerta que se construyó de la muralla de la ciudad de Valencia para la batalla final de El Cid (1961)


Cinco artesanos del equipo de Próser posan orgullosos ante el decorado d e un templo romano  construido para la película de Richard Lester Golfus de Roma (1967)


Fue  muy significativa su colaboración con dos grandes profesionales extranjeros, Ray  Harryhausen y Eugene Lourie. Para el primero,  Prósper construyó los decorados de todas sus películas rodadas en España:  Simbad y la princesa (1958), La isla misteriosa(1960), El valle de Gwangi (1959), El viaje fantástico de Simbad (1973), etc... Y no solo los decorados, ya hemos visto que además construía maquetas y también la realización de las partes a tamaño real que  se necesitaban de las criaturas que  Harryhausen animaría más tarde con la técnica del stop-motion.  

Entrada a  una cueva construida en playas de Gerona para la pelicula Simbad y la princesa (1958)



Dos fotos de una maqueta construida para El viaje fantástico de Simbad (1974) en la que Ray Harryhausen insertaría, en postproduccion, los personajes caminando y subiendo las escaleras. 





Para el decorador ruso Eugene Lourie, levantó grandes decorados y espectaculares maquetas en películas como:  ¿Hacia el fin del mundo? (1964), La batalla de las Ardenas(1965), Krakatoa, al este de Java (1969)

 Un grupo de artesanos del equipo de Prósper observan el decorado de ciudad belga tras el bombardeo alemán.  construido en Sevilla Film para La batalla de las Ardenas (1965)


Francisco Prósper junto a una enorme maqueta de una ciudad devastada por la guerra para la misma película


Prósper con la maqueta d e un poblado arrasado por la erupción del volcán  en la película Krakatoa, al este de Java (1969)

Rodaje del volcán construido por Prósper y su equipo para la misma película. De espaldas con abrigo y gorra Eugene Lourie expectante ante la explosión a rodar.


También fue fundamental su colaboración con el decorador español Gil Parrondo, con el que venía trabajando desde finales de los años cuarenta y con el que le unió una gran amistad que duró toda su carrera.  No olvidemos que  los dos Oscar por Patton(1970) y Nicolás y Alejandra(1972) que ganó Parrondo en decoración, tenían a Prósper en la construcción. Su filmografía es interminable, alternando títulos de grandes producciones con otras más pequeñas: Los tres mosqueteros (1973)  Cañones para Córdoba (1970), Colmillo blanco (1972), La isla del tesoro (1972), Robin y Marian (1975). 

Prósper y varios de sus ayudantes junto al decorado construido para el western Cañones para Cordoba (1970)

Un barco reconvertido en velero del siglo XVII en el puerto de Denia para Los tres mosqueteros (1973)


Dos fotos de decorado de la muralla, exterior construida en  Navarra para Robin y Marian (1976)


Otro nombre a destacar en su carrera laboral es el de Juan Piquer. Tras  más de una década de trabajo en la publicidad Piquer se lanzó al mundo del largometraje, pero no sin la complicidad de Paco Prósper. Viaje al centro de la tierra (1977) y Supersonic Man(1979) fueron sus dos grandes primeros éxitos  que no se podría haber llevado a cabo sin la aportación de Prósper. 

Dos fotos de Prósper en Viaje al centro de la Tierra (1976) preparando al gorila para el rodaje y abajo retocando  la pintura de una maqueta. 



Imagen del interior de la nave espacial de Supersonic man  (1979) construida en miniatura. Los paneles laterales se hicieron con partes  de un botellero y unas rejillas. 



En los años ochenta fue bajando el ritmo de trabajo, y empezó a diseñar decorados para teatro y ópera, y sus colaboraciones fueron más puntuales, en películas como: La Biblia en Pasta (1984) Los guerreros del Sol (1986), Los alegres picaros (1987) La grieta (1989) o Simbad, el rey de los mares (1989)  Se retiró a principios de los años noventa tras más de cuarenta años de trabajo en cine.  Falleció en Ibiza en el año 2003.  Su nombre ha quedado , desgraciadamente como muchos otros, en el olvido.

Torre de babel construida para la comedia de Manuel Summers la Biblia en pasta (1984)


Prosper  en Toledo junto a un cristal en el que pintó para borrar edificios modernos, antenas y farolas para Los alegres Picaros (1987)



Para la película de Enzo castellaro Simbad, el rey de los mares (1989) realizó  esta maqueta de un palacio oriental.


En Área 51, ediciones, seguimos queriendo recuperar algunos de los grandes profesionales de nuestro cine y rescatarles de ese oscuro terreno al que han sido relegados.  La injusta realidad es que en el mundo del cine, tanto público como prensa especializada se suelen quedar con los nombres de los actores,  actrices y directores como si ellos fuesen los únicos "artistas de cine". En unos pocos se concentran todas las luces dejando en sombras a los demás.  Con este libro monográfico dedicado  Paco Prósper queremos lanzar un punto de luz sobre ese extenso terreno sombrío y  desdeñado por la mayoría.  Para ello hemos contado con la generosa colaboración de  la familia Prósper, que nos han dejado mostrar el gran archivo gráfico de fotos y dibujos de su padre.  La filmografía que aparece en las paginas finales está incompleta. Tenemos constancia del trabajo de Prósper en películas que no hemos podido identificar y muchas otras de las que no sabemos nada.  El texto ha sido elaborado a partir de información tomada de libros y revistas de cine, la propia familia de Prósper y entrevistas a profesionales que le conocieron como: Juan Mariné, Benjamín Fernández, Fernando González, Julián Martin, Jacinto Soria,  Fernando Arribas, etc.
El proceso de maquetación está  casi terminado y aun quedan los últimas revisiones del texto. Esperemos tenerlo  listo para imprenta a lo largo del verano.  El libro tendrá alrededor de 220 páginas con más de  450 fotos en blanco y negro y a color, muchas de ellas inéditas.

Seguiremos informando en este  Blog, en Facebook y en la página de Área 51 ediciones.




martes, 6 de agosto de 2019

Exposición Paul Naschy Donosti 2019

Para celebrar su 30 cumpleaños el festival de cine Fantástico y de terror de San Sebastian, de la mano del indómito  Josemi Beltran, ha confiado en Flash-Back producciones para montar esta exposición sobre Paul Naschy-Jacinto Molina, el inigualable hombre lobo del cine español. 



Os dejo  la nota de presentación a prensa del evento.  Antonio Garcinuño y  el que suscribe, Domingo Lizcano, estamos colaborando en la exposición, entre otras cosas para que los maquilladores que trabajaron con Naschy tengan su espacio en la exposición con lagunas muestra de su trabajo. Gracias  al entusiasmo de Antonio Busquets, comisario de la exposición, que siempre ha respaldado nuestra posición de querer homenajear a los artistas y técnicos del cine que de  forma anónima  aportan sus talento e imaginación.

Nota de Prensa. Madrid, 18 de julio de 2019. 

La Exposición “NASCHY: UNA AUTOBIOGRAFÍA EN IMÁGENES” se presenta en San Sebastián.

La Semana de Terror y Cine Fantástico de San Sebastián y Flash-Back Producciones presentan esta exposición que podrá verse desde el 26 de octubre al 14 de diciembre de 2019 en el Centro Cultural Okendo.
“Naschy: La Exposición. Una autobiografía en imágenes”.
Una exposición organizada por Flash-Back Producciones con Antonio Busquets como comisario y coordinada por Viky Rodríguez. Se podrá ver por primera vez desde el 26 de octubre hasta el 14 de diciembre en el Centro Cultural Okendo dentro de la programación de la 30ª Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián, prestigioso certamen que ya ha acogido otras muestras anteriores de Flash-Back con gran éxito de público y crítica, como la reciente “Iberia FX. CinEfectos. Oficio y artificio en el cine español”.
Esta exposición es, sin duda, el más extenso y completo reconocimiento que se haya hecho jamás a la trayectoria vital y profesional de Paul Naschy (Jacinto Molina Álvarez, 1934-2009), narrado a través de sus propias palabras en esta ocasión. Contaremos, gracias a la confianza depositada en nosotros por su familia, con la cesión del archivo personal del homenajeado, por lo que se verán materiales nunca expuestos anteriormente, desde los increíblemente bellos scrapbooks hasta su propia mesa de despacho. Todo un honor tenerlo en la exposición.
La muestra ofrecerá el aliciente además de presentar, por primera vez, contenidos procedentes de los almacenes y archivos de artistas y profesionales que trabajaron con él en los departamentos de atrezo, vestuario, maquillaje, efectos especiales... Empresas y nombres míticos como Vázquez Hermanos, Cornejo, Molina FX o los maquilladores Julián Ruiz, Miguel Sesé, Ángel Luis de Diego y Fernando Florido, e ilustraciones, historietas, diseños, carteles y bocetos creados por José Sanchis, Gumersindo Andrés López, Jano, Antonio Gracia José “Pierrot”, y un largo etcétera de inolvidables autores.
JACINTO MOLINA
Estamos hablando de nuestro máximo representante a nivel mundial del género fantástico en nuestro país, abarcando en la muestra toda su prolífica carrera, desde sus primeros trabajos como excelente ilustrador de carpetas de discos, su breve pero curiosa etapa como autor de novelas populares de bolsillo, por supuesto su exitosa carrera en la halterofilia, hasta sus últimas apariciones en la gran pantalla. Aunque, evidentemente, el grueso de la muestra será su enorme y nunca olvidada aportación al cine español; siendo realizador de más de veinte títulos, innumerables guiones y más de un centenar de créditos como intérprete. Dejándonos para la historia roles tan recordados como Gilles de Lancré, Gotho, Amenhotep, Alaric de Marnac y, por supuesto el licántropo Waldemar Daninsky; habiendo encarnado desde los años sesenta, a los principales mitos del cine de terror clásico, convirtiéndose él mismo en un icono del género respetado y aplaudido internacionalmente.
En la exposición podrán verse piezas auténticas y originales utilizadas en el rodaje de títulos tan míticos como “Inquisición”, “El mariscal del infierno”, “La noche de Walpurgis”, “El Dr. Jekyll y el Hombre Lobo”, o “El retorno del Hombre Lobo” que tampoco se han mostrado anteriormente al público. Todo ello junto a
preciada memorabilia, material gráfico, manuscritos originales de guiones no rodados, premios, una extensa cartelería, y otros muchos materiales únicos que harán la delicia de los amantes del cine, de la ilustración, del género fantástico y, por supuesto, especialmente de Paul Naschy.
A comienzos de la década pasada, para la Semana de Donostia Busquets fundó y coordinó durante varios años las Jornadas del Cómic de San Sebastián, editando una segunda etapa de su publicación “Flash-Back” y contando con autores tanto españoles como internacionales (Arthur Suydam, Bernie Wrightson, Carlos Giménez, Sergio Bleda, José Luis Macías, Enrique Ventura...) preparando numerosas exposiciones de originales, mesas redondas, charlas, etc...
Es el festival al que le propuso presentar esta exposición hace ya dos años, aunque para poder disfrutarla en toda su magnitud ha habido que esperar hasta la celebración de su treinta aniversario. El responsable de Flash-Back afirma que “Estoy siempre encantado de colaborar con la Semana de Cine Fantástico y de Terror de Donostia. Funcionan al 100% de maravilla. Sin duda, es mi favorito de todo el panorama de certámenes de género fantástico en España a la hora de plantear un proyecto de este calibre y llevarlo a cabo con seriedad y profesionalidad”.
MÁS COLABORADORES
La extensa lista de colaboradores de la exposición incluye al célebre fotógrafo Pedro Usabiaga, el premiado historietista Javier Trujillo o la obra del conocido ilustrador Gerardo Moreno, creador de la tienda oficial de Paul Naschy. Igualmente podrá verse material creado ex profeso para esta muestra por el polifacético artista Fernando Mircala, el excelente diseñador y cartelista Héctor García, o los dibujantes José Miguel Serrano Cárdenas, Arturo Molero, Juan Carlos Contreras, Elena Yáñez y Celia Reyes integrantes de Viñeta 6, veterana Asociación Cultural que desde Jaén nos aporta también las firmas de Francisco Javier Sánchez Peinado, José Santiago Aguilar Sutil, César Cámara Roncero e Isaac Peragón. Y, a nivel internacional, se cuenta con la participación de los ilustradores de la importante revista argentina de género fantástico Cineficción (Pablo Canadé, Miguel Ángel Collado, Diego Puglisi, Elmo Rocko, Gabriela Rodas, Diego Fiorucci y Esteban Tolj).
A todos ellos hay que añadir nombres tan implicados en el género fantástico como Antonio Garcinuño, José María Gil, Darío Lavia, Manuel Lendínez, Domingo Lizcano, Juan Carlos Moyano o José Papparelli, que ya están preparando material exclusivo para esta muestra, que la enriquezca con nuevas ilustraciones, carteles, maquetas, escenografías y otras muchas sorpresas que se irán anunciando en próximos comunicados.
Gracias a todos ellos y... ¡¡¡VIVA NASCHY!!!
Antonio Busquets – Viky Rodríguez (Flash-Back Producciones)



 Para ir abriendo boca, comparto con vosotros unas fotos que nos ha cedido la hija del gran maquillador Fernando Florido, que trabajó con Naschy en muchas ocasiones y creó para el varias caracterizaciones de Hombre lobo.

Podéis ver el proceso en el que Florido le iba añadiendo pelos en la cara, y finalmente postizos de pelo y orejas y prótesis de la frente, hasta completar la caracterización. La cámara estaba clavada  al suelo  frente al actor y se rodaban fotogramas de cada paso, y el proceso que podía llevar una hora o dos, se veía en pantalla en cuestión de segundos.  








En breve  publicaré un artículo en el que estoy trabajando sobre los hombres lobos del cine español. Aunque Naschy es el más famoso no es el único, ni fue el primero.




sábado, 6 de abril de 2019

Gumersindo Andrés.

Recientemente me he enterado del fallecimiento del director de arte  y diseñador de vestuario Gumersindo Andrés. Hace unos años tuve la suerte de conocerle cuando preparaba  el libro  "los alquimistas del séptimo arte".  Nos recibió en su casa a Antonio Garcinuño y a mí en varias ocasiones y nos mostró sus magníficos dibujos y diseños de decorados y vestuario. 

En sus años jóvenes tuvo dos grandes maestros. Pedro Schild, del que aprendió el perfeccionismo en el dibujo y Teddy Villalba,  del que recibió una de las enseñanzas más importantes del cine español, la de sacar el máximo provecho a  recursos  limitados.  Viendo los dibujos y bocetos de Gumer para películas de bajo presupuesto se aprecia esa auto exigencia  que aprendió de Schild, que junto a su amor propio y su pasión por la profesión hacia que su trabajo en papel tuviese  el mismo nivel de calidad en una gran producción como en una película de presupuesto reducido. 
Trabajó en todo tipo de películas: dramas históricos, comedias, westerns, terror, etc... Fue colaborador habitual de directores tan dispares como Juan Piquer Simón ( Viaje al centro de la Tierra (1977), Mil gritos tiene la noche (1982),  Misterio en la isla de los monstruos (1980),  o José Luis Garci (La herida luminosa (1997), el abuelo (1998)  , you are the one (2000)  Historia de un beso (2002)
Participó en  producciones   americanas   (Cromwell (1970),  El hombre de una tierra salvaje (1971), El reportero (1975)  y coproducciones europeas,  especialmente westerns como: 2. 000 dólares por Coyote (1966), Los rebeldes de Arizona (1972) o Los locos del oro negro (1975)  

Maqueta de  una carroza  realizada por Gumersindo para la película Cromwell (1970) Partiendo de esta maqueta se construyó  una réplica a tamaño real bajo la supervisión de Gumersindo.





Así como en otras producciones nacionales de bajo presupuesto como las de José Frade ( Juana la loca de vez en cuando(1983) , El Cid Cabreador (1983) Y fue colaborador habitual en el cine de terror de los años setenta diseñando vestuario y decorados para  La noche de Walpurgis (1971) El espanto surge de la tumba (1973) o  La venganza de la momia (1975)

Diseños de Gumersindo para La venganza de la momia(1975)





Diseño de vestuario para Patty Shepard (Wandesa) en La noche de Walpurgis (1971)



A partir de mediados de los años ochenta  trabajó bastante a menudo para series de televisión como: Turno de oficio (1986-87),  Curro Jiménez. El regreso de una leyenda  (1995)  ¡Ay, señor , señor ! (1994-95) El joven Picasso(1993) o   Severo Ochoa. La conquista de un Nobel (2001)

Una maqueta corpórea que se realizó bajo la supervisión de Gumersindo para la serie Curro Jimenez. El regreso de una leyenda (1995) Ante la imposibilidad de rodar  en la localización real, se construyó el peñón de Gibraltar en miniatura y se colocó suspendido en primer término en otra playa, creando un efecto perfectamente real. 




Celebremos al menos a esos profesionales que  como Gumer Andrés se dejaron el cuerpo y el alma en un oficio al que amaron sinceramente, pero sin estridencias.  D.E.P. un gran amante del cine.

Gumersindo apareció en varias de las producciones en las que trabajó. A qui le vemos vestido de fraile con Amparo Muñoz en Las picaras (1983) y con uniforme de brigada en Madregilda (1993) junto a José Sacristán. 


Consiguió cuatro nominaciones al premio Goya como mejor diseñador de vestuario. Esperemos que la Academia se acuerde de  este gran profesional y se le haga algún tipo de homenaje. Aunque  es  probable que tristemente caiga en el endémico olvido  al que se condena a la mayoría de los profesionales del cine en este país.  Y no me refiero solo a las instituciones, sino a los medios de comunicación,  que ya sabemos que mas allá del futbol, la política y el cotilleo poco más consigue hacerse un hueco en sus apretadas agendas de actualidad.  Eso sí, la próxima trasparencia  de Cristina Pedroche  o exabrupto de Guillermo Toledo, acapararán todas las portadas, artículos, columnas de comentarios y encabezados de noticias.  Más de cien años después de que lo escribiese Machado, aún seguimos en esa España de "charanga y pandereta". 

sábado, 22 de diciembre de 2018

Pequeños techos para grandes decorados.

Una de las técnicas de efectos especiales mas utilizadas en los años cuarenta y cincuenta, cuando casi todos los decorados se construían en platós de cine y apenas se rodaba en localizaciones reales, era la de las maquetas corpóreas para completar decorados.  Hablando de interiores, generalmente de  grandes salones, los decorados se solían construir hasta una altura aproximada de tres metros.  Por encima de ellos estaban las luces y focos que iluminaban  dichas estancias.   Estos grandes decorados, se construían sin techo, y si ocurría que el director quería un plano general, se necesitaba tapar  los focos  que aparecían tras los decorados y el techo del estudio. Para ello, se utilizaba muy  a menudo  uno de los trucos ópticos mas viejos del cine, la falsa perspectiva.

En este  caso  se trataba de colocar un techo corpóreo  construido a escala reducida, o pintado en cristal cerca de la cámara, encajado con el decorado. De esta forma, mirando por el visor se veía el techo  en miniatura   encajado y completando el decorado.  Este truco  era muy habitual y conocido por la mayoría de los directores artístico del cine español de aquellos años. Hoy en día, olvidado y reemplazado por los efectos digitales, pocos decoradores debe haber que conozcan este truco y menos aún los que lo hayan usado, a no ser que estemos hablando de los más veteranos.

Aunque la mayoría de los decoradores  de  cine  español en los años cuarenta usaban esta técnica, hoy vamos a repasar algunos ejemplos de maquetas para techos de interior en películas de uno de los más grandes directores de arte en el cine español, Enrique Alarcón

Alarcón fue un especialista en este tipo de efectos de falsa perspectiva.  Comenzó a usarlos  a principios de los años cuarenta con maquetas corpóreas, tras haber trabajado como ayudante de Pierre Schild, un decorador ruso-francés que introdujo en España estos efectos con maquetas para completar decorados.


Maqueta corpórea de la parte superior del decorado y techo interior. Diseño de Alarcón y  construido por Enrique Bronchalo  para  la película  Huella de luz (1943) rodada en los estudios Trilla- Orfea de Barcelona.



La comedia Deliciosamente tontos (1943)  se rodó con el mismo equipo, en los estudios Trilla-Orfea, con Alarcón diseñando y Bronchalo como jefe de construcción. Se utilizaron varias maquetas corpóreas de techos de varios decorados de interior.




Un detalle que solía utilizar Enrique Alarcón, era incluir una lámpara de araña en miniatura colgando del techo maqueta para dar más realismo al plano. 



Para La princesa de los Ursinos (1947) esta vez rodada en los estudios Sevilla Films de Madrid, Bronchalo contó con Francisco Prósper como ayudante en la construcción de decorados y maquetas, bajo la supervisión de  Alarcón.





En la película de temática  bíblica El beso de Judas (1953), Enrique Alarcón trabajó con otro de los grandes de la construcción, Francisco Asensio, y que sería su constructor habitual en la mayoría de películas de los siguientes años. Se construyeron maquetas de techos que completaban decorados como el del salon de Poncio Pilato.



Alarcón en el decorado mientras los escayolistas terminan de ajustar el capitel en la columna.


Pero Alarcón llevó su  magistral habilidad con las maquetas a límites insospechados.
Creó todo un escenario en miniatura en el que solamente una pequeña porción de suelo y fondo eran reales. El actor caminaba en línea recta hacia la cámara y se detenía arrodillándose. Todo cuanto se ve alrededor era una maqueta detallada perfectamente encajada.


Continuando con las películas de reconstrucción histórica, Alarcón se enfrentó a la tarea de reconstruir el salón del trono del Palacio Real para la película Donde vas Alfonso XII (1958) Suelo y paredes se construyeron en los estudios CEA en Madrid. En esta ocasión la maqueta del techo construida por Asensio, la pintó uno de sus ayudantes, Antonio de Miguel, que era un excelente pintor de forillos y bajo la dirección de Alarcón realizo varios trabajos de maquetas pintadas en cristal.  El resultado final de la escenografía de la película fue tan realista que un critico escribió en  su nota para prensa que el decorador jefe no debió haberse agobiado demasiado ya que se ve claramente que lo habían rodado en el Palacio Real.



Para la continuación de dicha película unos años después Donde vas triste de ti (1960) de nuevo Alarcón con Francisco Asensio usaron una maqueta corpórea para el techo de un salón de baile que Antonio de Miguel se encargó de pintar.


Un último ejemplo en la película La mujer perdida (1966)  una vez más en los estudios CEA con Asensio en la construcción y Antonio de Miguel pintando la maqueta del techo de otro  gran salón.






Ejemplos de estos trucos hay muchos,especialmente en las películas de los años cuarenta y  cincuenta. La técnica de las maquetas encajadas se ha mantenido en uso hasta hace un par de décadas. Con la llegada de los efectos por ordenador estos trucajes han caído casi en el olvido.  
Yo que soy un gran fan de esta técnica he  creado un grupo de Facebook para mostrar y compartir fotos. Por si alguien está interesado solo tiene que buscar en Facebook  " Hanging and Foreground Miniatures" que es nombre con el que se conoce a esta técnica en ingles.